Altas temperaturas, alteraciones del sueño, picaduras, quemaduras o comidas en mal estado son algunos de los factores que provocan las enfermedades más habituales en la época estival.

Durante los meses de verano no solo cambian las condiciones meteorológicas, sino también nuestros hábitos: pasamos mucho más tiempo al sol, nos bañamos en el mar o en la piscina, comemos fuera de casa, vamos al campo o a la montaña… Y esto incrementa exponencialmente el riesgo de sufrir algún problema de salud propio del verano:

  • Enfermedades gastrointestinales: tomar agua contaminada, comer alimentos crudos o descompuestos por el calor nos puede causar un problema digestivo así como intoxicaciones o deshidratación. Es importante que lavemos todo lo que comamos, que bebamos agua mineral purificada y que evitemos alimentos que están a punto de caducar.
  • Otitis: ¿cuántas veces nos habrá entrado algo de agua en los oídos al bañarnos en la piscina o en el mar? Restos de agua y bacterias se pueden quedar dentro de nuestros oídos y causarnos infecciones. Es necesario siempre secarnos bien al salir del agua y, si es necesario, usar tapones.
  • Picaduras de insectos: para evitarlas es recomendable usar protectores para insectos y tener especial cuidado con los mosquitos zika, dengue y chikigunya si viajamos a un lugar exótico.
  • Quemaduras de sol: la exposición al sol aumenta y esto puede provocar quemaduras y manchas en la piel. Es necesario utilizar protectores solares para evitar que eso suceda ya que las quemaduras pueden ser muy dolorosas, la zona quemada se enrojece y vuelve a ser más sensible y vulnerable. 
  • Hongos: las piscinas públicas son uno de los lugares más frecuentados en las ciudades que se encuentran en el interior, por eso, son uno de espacios donde es más fácil contraer infecciones causadas por los hongos. Para prevenirlos es importante caminar descalzo por el borde del suelo mojado utilizando chanclas y no quitárnosla en las duchas de las piscinas. También es recomendable no compartir toalla ni calzado.

La época estival es para disfrutar y descansar, sin descuidar nuestra salud. Está bien tomar precauciones para evitar enfermedades pero, si algo ocurre, es importante estar bien protegido. SERCOVER te ofrece un seguro de salud que cuenta con la mejor asistencia sanitaria y con condiciones especiales para el colectivo de la Arquitectura Técnica y sus familiares*, sin copagos, sin carencias y sin cuestionarios de salud, con cobertura dental incluida y asistencia en viaje.

Si quieres saber más, ponte en contacto con nosotros en los teléfonos 91 061 60 78/609 000 976, o a través de este formulario.

*Cónyuge/pareja de hecho e hijos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *