Una de las mayores preocupaciones que tiene un propietario cuando quiere poner en alquiler una vivienda es que su inquilino deje de pagarle.  A pesar de que existen algunas medidas que minimizan el riesgo del impago en la renta como la fianza o los avales bancarios, a veces, estas situaciones son inevitables.

Un seguro de impago de alquiler te ofrece protección ante esta situación, cubriendo el pago parcial o total de las rentas que se deben. Pero, si todavía no cuentas con uno, a continuación te damos algunos consejos para revolver la situación de impago.

  • Trata de llegar a un acuerdo por las buenas. Si tu inquilino deja de pagarte más de un mes el alquiler de la vivienda, se trata de una ocupación. En este caso, el propietario debe ponerse en contacto por escrito con el inquilino y reclamarle el pago. Si no se obtiene respuesta, tendrá que volver a reclamarlo por vía fehaciente, es decir, a través de burofax, conducto notarial o acto de conciliación judicial. El inquilino tendrá un mes de plazo para contestar antes de ser denunciado.
  • Pon una demanda de desahucio. En este documento se le pide al juez que, debido al impago, condene al inquilino a ser desahuciado, a pagar todo lo que adeude desde el primer impago hasta el desahucio y a pagar las costas procesales, es decir, lo que el propietario se ha gastado en abogado y procurar. Ten paciencia porque el proceso puede ser largo. Una vez que se haya llegado a un acuerdo (judicial o extrajudicial), el inquilino deberá devolver al propietario la posesión de la vivienda en un acto que se celebrará en el interior del inmueble. Después, el inquilino deberá abonar la deuda al arrendador, así como todos lo acordado en el juicio (costas, desperfectos…).

Aunque es imposible de predecir, estas situaciones son costosas y pueden durar pocas semanas, ya que muchos inquilinos ceden con el aviso de demanda, o meses, pudiendo durar hasta los 12 o 14 meses.

SERCOVER te ofrece un seguro de impago de alquiler para que sigas contando puntualmente con el alquiler mensual así como con servicios adicionales: análisis previo de viabilidad; recuperación de tu vivienda en caso de impago; cobro de las rentas impagadas; cobro de suministros impagados, limpieza de la vivienda por cambio de inquilino y sustitución de cerradura.

Más del 15% de la contratación de seguros de impago de alquiler se producirá en septiembre, así que ¡no esperes más y empieza a proteger tu patrimonio!

Si quieres saber más, ponte en contacto con nosotros en los teléfonos 91 061 60 78/609 000 976, o a través de este formulario.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *